La importancia de concienciar a la población sobre la necesidad y beneficios del reciclaje
En los últimos años, España ha conseguido mejorar sus datos en lo que a reciclaje se refiere, pero a pesar de ello sigue siendo necesario hacer todavía mucho trabajo de concienciación entre la ciudadanía. Aunque en algunos materiales, como el vidrio, las cifras de reciclado son muy positivas, en otros residuos no se logran datos tan buenos. En reciclaje de residuos urbanos en general, por ejemplo, España está entre los países que sacan ‘peores notas’ dentro de la Unión Europea. Según datos de Eurostat, la media de reciclaje en Europa es del 45,2. España está muy por debajo, llegando solo al 29,7. La cifra es mucho más baja también que los países vecinos. Portugal logra un 34 y Francia un 41,7.
Para cambiar esos resultados no queda más remedio que modificar cómo se hacen las cosas. Implementar nuevos modelos, como puede ser la economía circular, es muy importante, pero también lo es hacer que la población sea consciente de la necesidad de reciclar y de sus beneficios. Para ello, no queda más remedio que hacer campañas de concienciación en la que los consumidores descubran estas realidades. Las razones por las que esto es importante son variadas.
 

Es necesario implantar un comportamiento nuevo
 

Aunque nuestros abuelos tenían mucho más integrado el reusar las cosas o el intentar darles nuevas utilidades, en las últimas décadas y en las últimas generaciones nos hemos acostumbrado a usar y tirar. Es parte casi de lo que hacemos de forma automática. Usamos una cosa y, cuando sentimos que la hemos agotado o que nos hemos cansado de ella, la tiramos a la basura.
Por tanto, para generalizar el reciclaje y para que los consumidores tengan claro tanto que importa como que es lo que tienen que hacer no queda más remedio que hacer un trabajo de reeducación. Hay que implantar un comportamiento que, para los consumidores, resulta en realidad nuevo. El trabajo de concienciación es el que ayuda a hacer visible esta nueva realidad y a popularizar estos nuevos patrones de comportamiento.
 

El reciclaje tiene un potencial económico

Pero el reciclaje no es solo una cuestión de ética del consumo o una herramienta que ayudará a frenar algunos de los problemas a los que se enfrenta el entorno, sino que es también una herramienta económica a un nivel global. El reciclaje ayuda a ser mucho más eficientes en los datos de consumo y permite reducir el gasto y mejorar las cifras económicas.
Solo hay que pensar en el impacto que tiene en el gasto energético para comprenderlo. Algunas estimaciones hablan de cómo reciclando una única botella de plástico se consigue ahorrar la energía suficiente que mantendría una bombilla encendida durante 6 horas y de cómo haciendo lo mismo con dos toneladas de plástico que se reciclan se economiza una tonelada de petróleo. Con todo el vidrio reciclado en España desde 1998 se ha ahorrado la energía suficiente, según una estimación, equivalente a la electricidad que consumen todos los hospitales españoles en tres años.

Las campañas de concienciación y educación tienen un impacto directo sobre nuestros hábitos

Y, finalmente, no hay que olvidar que las campañas de concienciación y de educación sobre la importancia del reciclaje y sobre cómo debemos separar nuestros residuos son la vía para dar a conocer estas cuestiones entre los consumidores y, sobre todo, para ayudarlos a cambiar sus hábitos. Los ciudadanos necesitan ser convencidos del potencial y de la importancia del reciclado, algo que solo se logra contándoselo.




 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies