CA NA PUTXA

PICVISA SUMINISTRA 7 SEPARADORES ÓPTICOS PARA LA PLANTA DE IBIZA.

ca na putxa ute giref

La UTE ha confiado en PICVISA de entre todos los posibles proveedores para cumplir con los elevados ratios de efectividad y pureza requeridos en el proyecto.

Se han instalado 7 equipos de nuestra línea de separadores ópticos ECOPACK con los más innovadores desarrollos, entre ellos la inteligencia artificial.

La familia ECOPACK, basada en tecnología NIR y con posibilidad de incorporar Deep Learning, continúa así su avance en el sector de los residuos. Se han instalado 7 unidades situadas en diferentes puntos del proceso, para la recuperación de los materiales valorizables PET, PEAD, plásticos mixtos, CBA y papel/cartón.

Los equipos están dimensionados y configurados para poder procesar tanto R.S.U. como E.E.L.L. La flexibilidad y versatilidad de los equipos facilita una rápida adaptación de todos los parámetros de los equipos a los diferentes tipos de flujos.

La configuración y disposición de los ópticos en la línea de tratamiento está estudiada para conseguir la máxima recuperación global de la instalación, minimizando la pérdida de materiales valorizables en el rechazo de la planta.

El material 2D procedente de los dos separadores balísticos se une en un único flujo que alimenta a un ECOPACK-3000. Este equipo tiene como objetivo la recuperación del papel/cartón.

El material 3D procedente de los dos separadores balísticos se une también en una única línea para alimentar la cascada de ópticos de rodantes. El  primer equipo, una ECOPACK-3000, se encarga de separar todo el material valorizable (plásticos y CBA). El resto de material no soplado, cae a un segundo separador óptico, también modelo ECOPACK-3000, que recupera todo el posible material valorizable que no haya sido clasificado por su antecesor.

Una vez separado el material valorizable, este flujo pasa al siguiente equipo ECOPACK-2000, que complementa la tecnología de base NIR con la inteligencia artificial “BRAIN Add-on by PICVISA” (Deep Learning). Su misión es la detección y clasificación de envases de PET, discriminando los termoformados (bandejas) si el cliente así lo parametriza. La facilidad y rapidez de cambio de configuración, incluso con la línea en marcha, es inmediata, a través de una intuitiva pantalla táctil.

El siguiente paso sería la clasificación del PEAD mediante una ECOPACK-1000, y para finalizar el material pasa por una ECOPACK-2000 con 2 canales. Por uno de los canales se clasifica el CBA y el rechazo final se redirige al segundo canal para la recuperación de envases y recircularlos a cabecera de los ópticos. De esta forma, se evita la pérdida de materiales valorizables en el rechazo final de la línea.

Además, en cabecera de la cascada de ópticos del flujo 3D vierten todos los plásticos y CBA clasificados por un ECOPACK-2000 situado en la línea de hundido de trómel, de forma que los valorizables de menor tamaño (50-100mm) también son recuperados por los equipos instalados en el flujo principal.

Todos los separadores ópticos de PICVISA se suministran preparados para poder integrar en cualquier momento el módulo adicional de inteligencia artificial “BRAIN Add-on”. De esta forma, PICVISA apuesta por una visión de futuro para sus equipos con el objetivo de poder adaptarlos fácilmente a nuevos requisitos del cliente o evoluciones del mercado.

La innovación tecnológica en visión e inteligencia artificial es el pilar para la nueva Industria 4.0. y desde hace años PICVISA viene orientando la evolución y desarrollo de todos sus equipos con el objetivo de ser un líder y referente en I+D+i. La información recogida por los equipos, el control de parámetros y la gestión de alarmas es clave para poder fundamentar decisiones estratégicas del proceso y maximizar la rentabilidad del negocio.

PICVISA mantiene y refuerza su apuesta estratégica por la aplicación de la Inteligencia Artificial al sector del reciclaje siendo pionero en la aplicación de esta tecnología tanto mediante la solución robótica ECOPICK como en sus diferentes familias de separadores ópticos, ECOPACK y ECOGLASS. La Inteligencia Artificial ha empezado ya a introducirse en el sector del reciclaje y su avance se presume imparable, puesto que permite resolver problemáticas típicas de los equipos que no cuentan con esta tecnología como valor añadido.