CENTRO INTEGRAL DE VALORIZACIÓN DE RESIDUOS DEL MARESME

CALAF CONSTRUCTORA REALIZA LA NUEVA LÍNEA DEL CENTRO INTEGRAL DE VALORIZACIÓN DE RESIDUOS DEL MARESME

tecnologías reciclaje valorización residuos maresme planta picvisa

La línea procesa el vidrio procedente de RSU con tecnología PICVISA.

La empresa francesa Veolia quería seguir apostando por la excelencia en la operación del Centro Integral de Valorización de Residuos del Maresme. Así decidió invertir cerca de 1.8 millones de euros en poner en marcha un nuevo proyecto para seleccionar, clasificar y recuperar el vidrio. Éste continuaba presente en la materia orgánica al final del proceso de tratamiento de la materia orgánica. Hasta este momento, esta fracción de vidrio se perdía y no se le sacaba rendimiento alguno.

De esta forma, el Consorcio por el Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos del Maresme también daba un paso más en su trayectoria para proporcionar una solución integrada de gestión de residuos sólidos urbanos (RSU) en la comarca de El Maresme (Barcelona).

Esta nueva ampliación, a cargo de PICVISA, ya se encuentra en funcionamiento desde finales de septiembre del 2019. Además permite reciclar 4.500 toneladas de vidrio al año, lo que equivale a un ahorro energético anual de 3.200 MWh y evita la emisión de 2.600 toneladas de CO2.

Separación óptica

La nueva línea de clasificación y recuperación recoge el vidrio procedente del proceso de afinado de bioestabilizado y de la extracción de pesados de los pulperes de biometanización (10t/h). Con esta nueva implementación, se prevé un aumento en el índice de recuperación anual del 2,3% sobre las toneladas de entrada a planta. La planta está formada por diversos equipos de cribaje, una mesa densimétrica, cintas transportadoras, aspiración de finos y de material ligero y separación óptica de vidrio alcanzando recuperaciones superiores al 75% y purezas de más del 95%.

La pieza clave de la línea de recuperación es el separador óptico ECOGLASS modelo SG1500F, que en este caso clasifica y separa de manera automática las diferentes tipologías de vidrio por  color (VIS). Este modelo en particular cuenta con un ancho de 1500 mm y es capaz de separar materiales de entre 10 y 60 mm. También detecta los contenidos de plomo y de metales férricos y no férricos en el vidrio.

Esta nueva línea representa un nuevo éxito de la colaboración entre Calaf Constructora y PICVISA que ha cumplido con todos los requisitos, especificaciones y timings. Además de permitir un mayor reciclado y una mejor gestión de los residuos, nuestro cliente ha podido ver aumentada su rentabilidad y la calidad de sus servicios. ¡Un éxito para todos!