LÍNEA DE ENVASES DE COGERSA

PICVISA REALIZA LA NUEVA LÍNEA DE ENVASES DE COGERSA

línea envases cogersa separadores ópticos picvisa centro tratamiento residuos

La instalación se encuentra en el Centro de Tratamiento La Zoreda y cuenta con ópticos PICVISA.

El Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) aprobó en marzo de 2018 el desarrollo de varias obras para avanzar en la mejora de la gestión de los residuos. Las obras contaban con un presupuesto superior a los 5 millones de euros. La primera de las actuaciones era la modernización de la planta de reciclaje de envases (contenedor amarillo). Todo ello para poder tratar hasta 25.500 toneladas al año. Cogersa, que ya había recibido unas 11.000 toneladas en 2017, preveía en su Plan Estratégico de Residuos una recepción anual de unas 25.000 los siguientes años. Así que la inversión se fundamentó en garantizar el tratamiento adecuado de todos los residuos de envases que serían generados los próximos años.

Las obras desarrolladas por PICVISA consistieron en la modernización total de la planta, aumentando la capacidad de tratamiento hasta 7 toneladas por hora. Y también en la dotación de nuevos equipos de selección, además de la automatización de la instalación y la mejora de las condiciones de seguridad de los trabajadores.

Separadores ópticos de plástico

El proyecto diseñó una planta formada por una alimentación, triaje primario y secundario y cintas transportadoras. Se instaló también un trómel, un abre-bolsas, dos balísticos, un sistema de captación de film y separación magnética. De la misma forma se creó separación por inducción, prensados y compactación de rechazos. Además se instalaron separadores ópticos de plástico trabajando en recuperaciones superiores al 90% y purezas superiores al 92%. El sistema de separación óptica de la planta está formado por 3 equipos ECOPACK Doble Track: dos unidades del modelo 2500 y una unidad del modelo 2000.

Utilizando las dos primeras ECOPACK, que suman un total de 4 tracks, se separa, en este orden, el PET, el CBA, el PEAD y finalmente el plástico MIX. Antes de pasar por el tercer y último óptico, el material no seleccionado vuelve a pasar por un separador inductivo, con el fin de acabar de recuperar todos los metales no férricos. Finalmente, tanto el material restante como el material previamente ya seleccionado y correctamente clasificado pasan por el tercer óptico. Cada fracción pasa por un track diferente: la primera con el objetivo de clasificar el material aun no detectado y la segunda para comprobar las purezas de las selecciones anteriores. De esta forma se garantiza la máxima calidad con la que trabaja PICVISA.

Innovación: Sensores láser

Este sistema de separación óptica en cascada fue una de las muchas adaptaciones que el proyecto requirió para cumplir con los objetivos y especificaciones de la instalación. Para asegurar una capacidad continuada en el tiempo, se llevaron a cabo diferentes innovaciones. Por ejemplo, se colocaron sensores láser en los trojes de los materiales seleccionados. Estos sensores miden la altura de los diferentes materiales almacenados. Mediante una pantalla local, que muestra el nivel de llenado de cada troje,  el operador puede decidir que material prensar primero. Seguidamente, una vez ya seleccionado el material a prensar, la prensa cambia en remoto su modelo de prensado ajustándose así al material pertinente en el momento.

Pero el reto más grande de esta obra fue realizarla en tan solo 182 días de proyecto. A la vez que cumpliendo con la exigencia y todas estas especificaciones que requería la singularidad de la obra. Para poder cumplir con los timings, PICVISA tuvo que desarrollar un sistema de trabajo a doble turno. Este sistema requirió de una gran coordinación con los diferentes actores del proyecto. Aun con todas las dificultades presentes, PICVISA finalizó el proyecto con éxito el diciembre de 2019 y la planta ya funciona en normalidad desde inicios de este año 2020. Se calcula que a mes de marzo ya ha procesado 7.000 toneladas de residuos plásticos garantizando así el correcto reciclado de estos materiales en Asturias.