La necesidad de transformar de forma urgente la industria del reciclaje creando más valor a partir de los residuos, es cada vez más evidente. Como una respuesta innovadora a esta necesidad, nace ECOPICK de PICVISA. El primer producto de nuestra unidad de negocio Robotics, diseñado para aumentar la eficiencia y la calidad en la clasificación y triaje de residuos en las plantas de reciclaje. Este robot inteligente se convierte en factor esencial para la transofmración de la industria del reciclaje. 

ECOPICK escanea diferentes materiales, los identifica entre el resto de los residuos y los separa para que puedan reciclarse y valorizarse más tarde. Su implantación en las plantas de reciclaje permite automatizar el procedimiento de tratamiento de residuos sin que se requiera la intervención humana. Ello  permite liberar a los trabajadores de tareas rutinarias y peligrosas.

 

La Inteligencia Artificial permitirá reciclar más y mejor

La bajada pronunciada del precio de plásticos vírgenes y que el coste de reciclar haya aumentado contrasta con el reto de que la normativa europea presiona para reciclar más y mejor.

La Inteligencia Artificial, la Visión Artificial y los robots están ayudando a transformar la industria del reciclaje. La robótica inteligente no solo puede ayudar a acelerar la velocidad a la hora de clasificar residuos valorizables, sino que también puede mejorar drásticamente la precisión con la que se pueden identificar tipos específicos de plásticos y otros materiales. ECOPICK está diseñado para separar materiales valorizables, pero PICVISA también desarrolla soluciones robóticas inteligentes para el control de calidad de la fracción de aluminio en plantas de reciclaje de envases y RSU, por ejemplo.

 

Revolucionaria combinación: Inteligencia, Visión Artificial y Robótica

A través de un sistema de Visión Artificial, ECOPICK captura información a través de sensores que captan imágenes que se analizan en tiempo real mediante algoritmos de deep learning capaces de entender el contexto y tomar decisiones para adaptarse a ellos.

La detección de materiales se realiza utilizando luz visible (VIS) y, opcionalmente,

infrarrojo cercano (NIR). Además, incluye la posibilidad de una conexión remota para actualizaciones y optimizaciones del sistema, expandiendo la biblioteca de objetos que reconoce y mejorando su precisión con el tiempo.

El robot se entrena para detectar las formas, los colores y las texturas, y a posteriori, aprende con supervisión humana a separar los diferentes residuos, con la consiguiente mejora de la calidad del material que se recupera.

ECOPICK tiene un brazo robótico completamente flexible que puede adaptar su sistema de agarre en función del tipo de objeto que recoge. Está equipado con una ventosa especial que se adapta al tipo de material, configurada para separar por succión materiales diferentes (envases, medicamentos, metales, film, textiles…).

 

¿Qué ventajas aporta ECOPICK a las plantas de reciclaje?

ECOPICK puede dar respuesta a diferentes tipos de plantas para aumentar la eficiencia, la productividad y la seguridad. Su uso puede llegar a garantizar retornos de la inversión de menos de 3 años. La instalación se realiza en cuatro fases: puesta en marcha, comprobaciones de dataset, pruebas de rendimiento y comprobación de tablas de garantía. Además ponemos a disposición de nuestros clientes nuestro Test Center, donde realizamos todo tipo de pruebas de reciclaje de residuos urbanos e industriales a escala industrial.

Los beneficios de incorporar un robot ECOPICK son indudables:

  • Mejora de la productividad y la seguridad, evitando el absentismo y la siniestralidad. El robot funciona a rendimiento constante 24/7. Puede seleccionar y clasificar los residuos incluso mejor que las personas, más rápido y con menos margen de error, y permite recolocar a los triadores manuales en posiciones de menor riesgo y mayor valor añadido.
  • Incrementa la rentabilidad y aumenta la calidad del material valorizable. Gracias al análisis de los datos, el robot puede realizar ajustes en línea, y optimizar de forma continua el triaje en final de línea, reduciendo la cantidad de material inadecuado que llega al final del proceso. También da acceso en tiempo real a estadísticas sobre material clasificado. Con los datos que genera el equipo se puede informar al sistema del control de planta para llegar a graduar el flujo de forma automática. 

 

Y además…

  • Es adaptable a diferentes aplicaciones. Puede realizar tareas de clasificación, reconociendo y separando material valorizable (botellas PET, briks, papel/cartón, vidrio…) de residuos peligrosos (aerosoles, pilas, inyectables…). Además puede realizar también tareas de control de calidad, centrándose en purificar el producto final, desechando el material impropio o inadecuado (latas de aluminio vs otros metales, por ejemplo).
  • Dispone de un servicio de plug and play. Un equipo técnico deja la solución robótica en funcionamiento desde el primer día y realiza un seguimiento de postventa en línea y, en caso necesario, presencialmente.
  • Es aplicable a cualquier tipo de industria e instalación, ya sea existente o de nueva creación.
  • Fomenta la economía circular. Además, la ventaja de automatizar una planta de reciclaje con robots inteligentes como ECOPICK no es solo económica, también podemos medirla en impacto medioambiental. Según los datos consultados, para fabricar un kilogramo de plástico virgen se emiten unos 3,5 kg de CO2 a la atmósfera, mientras que por cada kilo de plástico que fabricamos con material reciclado emitimos 1,7 kg de CO2. Viéndolo de otra forma, por cada tonelada de plástico reciclado con ECOPICK conseguimos ahorrar 1,8 toneladas de CO2. Si una unidad ECOPICK recuperase 200 toneladas de material valorizable para convertirlo en plástico reciclado, estaríamos emitiendo 360 toneladas de CO2 menos a la atmósfera. De hecho, el ahorro sería mucho mayor porque en este cálculo no estamos incluyendo el ahorro en las emisiones que emitirían esas 200 toneladas si acabasen en un vertedero.

 

Un horizonte repleto de datos

La Inteligencia Artificial abre el camino para conseguir tasas de detección más consistentes, aumentando la pureza del material y reduciendo los costes. Además pone al alcance de las plantas un horizonte repleto de datos. Es fácil deducir por tanto que las plantas que implementen antes este tipo de tecnología aumentarán su competitividad en un mercado cada vez más exigente.

Algunas empresas ya han confiado en ECOPICK. Entre ellas destacan Ferrovial, que ha instalado esta solución robótica en una de sus plantas de reciclaje, para separar plásticos y latas de otros residuos. Biotran la usa para hacer lo mismo con residuos farmacéuticos. Y FCC Ecomesa para la recuperación de valorizables en flujo de planares.

Si quieres tener a mano toda la información técnica del producto, descarga aquí el díptico de ECOPICK.

#VisiónArtificial #InteligenciaArtificial #EconomiaCricular #reciclaje #wastemanagement