El pasado mes de junio, PlasticsEurope, la asociación empresarial que representa a los fabricantes activos de polímeros en el sector del plástico en Europa, publicaba el informe “La economía circular de los plásticos – Una visión europea”.

Desarrollado en el marco del Compromiso Voluntario de PlasticsEurope Plastics 2030, este documento brinda una visión general de la producción de plásticos, la transformación en piezas y productos, la recogida y el tratamiento de residuos, incluido el reciclaje en la región europea.

Además, aborda la producción de reciclados y su uso en diferentes aplicaciones, muestra la evolución del tratamiento de determinados residuos del 2006 al 2018 y concluye planteando una hoja de ruta para avanzar hacia la sostenibilidad en este ámbito.

 

¿Qué es la economía circular de los plásticos?

Según bien detalla el documento de PlasticsEurope, la economía circular de los plásticos se entiende como un modelo de sistema cerrado que promueve la reutilización de productos plásticos, genera valor a partir de los residuos y evita el envío de plásticos recuperables a los vertederos.

Uno de los principales desafíos al que se enfrenta el sector de los plásticos, es el de encontrar alternativas para sustituir los recursos fósiles por fuentes renovables. Los residuos plásticos son un recurso valioso que puede utilizarse para producir nuevas materias primas plásticas y fabricar productos y piezas de plástico. También pueden servir para generar energía cuando el reciclaje no es viable.

A través del modelo de economía circular se propone un nuevo enfoque a lo largo de toda la cadena de valor (desde el diseño de producto hasta el reciclaje) que se centra en aumentar el índice de residuos convertidos en reciclados, maximizar la eficiencia de recursos y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Más allá de los estudios tradicionales sobre el reciclaje

Estudios como “La economía circular de los plásticos – Una visión europea” pretenden contribuir a establecer una línea de conocimiento sobre los residuos plásticos y una mejor comprensión de la economía circular de estos productos.

Los datos recogidos entre 2006 y 2018 reflejan un claro progreso en la cantidad de residuos plásticos post-consumo enviados a reciclar durante la última década. Pero, a pesar de ello, el informe apunta que es necesario “seguir aumentando los esfuerzos con el fin de lograr una mayor circularidad en la industria de los plásticos”.

Combinar medidas legislativas, inversiones en tecnologías innovadoras e iniciativas sectoriales es clave para el desarrollo pleno del potencial de los plásticos en este nuevo modelo económico. Así lo indica el documento de PlasticsEurope, en el cual también se subraya la necesidad de avanzar hacia un objetivo doble: aumentar los índices de reciclaje y fomentar la incorporación de reciclados.

“Es fundamental la implicación de toda la cadena de valor de los plásticos —de los productores y transformadores de plásticos a los propietarios de marcas, y de los consumidores a las empresas de gestión de residuos— así́ como el apoyo de los responsables políticos para crear, en Europa, un entorno legal, tecnológico y económico que fomente la incorporación de los reciclados plásticos e impulse la economía circular”, destaca el estudio.

PICVISA es un proveedor especializado en el diseño, fabricación y suministro de equipos de separación óptica para la clasificación de materiales, recuperación y valorización de residuos.

El separador óptico ECOPACK, es una de las soluciones en catálogo que permite separar automáticamente varias tipologías de materiales – como PET, PEAD, brik, entre otros – por composición (NIR), color (VIS) y/o forma (deep learning).

Consulta el informe “La economía circular de los plásticos – Una visión europea”, aquí.