La inteligencia artificial se presenta como una herramienta muy potente para el desarrollo de nuevos modelos de negocio o potenciar y agilizar procesos de producción.

Son muchas las empresas que optan por aplicar la inteligencia artificial a sus procesos de producción. Con el paso de los años ha dejado de ser una expectativa futurista y ha ido cogiendo protagonismo en el día a día de los trabajadores.

Es relevante entender las diferentes amenazas y oportunidades que para las empresas de cada una de las industrias trae esta característica, esto con el fin de tener un verdadero aprovechamiento en la aplicación de nuevos modelos de negocio que permitan ser más productivos y, por supuesto, competitivos en un mercado que va de la mano de transformación digital.

 

Una clasificación para entendernos

La definición original de la palabra, maquinas que emulan determinados comportamientos de la mente humana, empieza a quedarse corta. Pero si es curioso saber la clasificación que se establece para que el concepto sea más clarificador:

  • Técnicas de IA: aquí se distinguen entre los distintos modelos y marcos matemáticos, como por ejemplo Machine Learning o lógica difusa.
  • Aplicaciones de IA: lenguaje, Computer Vision, planificación… etc. Hablamos de funciones especificas que se pueden realizar empleando una o varias técnicas anteriores de forma simultánea.
  • Campos de aplicación de IA: las diferentes disciplinas sobre las que se aplica esta inteligencia artificial: agricultura, medicina, transporte…

En PICVISA lideramos el mercado derivado de los separadores ópticos para automatizar y optimizar plantas de reciclaje, gracias a soluciones ópticas y de robótica inteligente orientadas a todo tipo de industrias del sector nacional e internacional.

La Inteligencia Artificial y la Visión Artificial, combinadas con técnicas neumáticas de separación y con la robótica, son claves hacia esta carrera de fondo de la automatización característica de la industria 4.0.

 

Una apuesta por el futuro

La pregunta que nos hacemos ahora no es quien esta apostando en serio por la IA, sino quien está apostando más en serio por el futuro.

Según este informe de la WIPO (World Intellectual Property Organization), en la clasificación aparecen empresas tecnológicas como IMB, Microsoft, Samsung, Canon… así como sectores destacados: transporte, telecomunicación y ciencias de la salud. De las 30 organizaciones con mayor actividad registrada, 26 son empresas.

No sorprende encontrar a USA y China en el ranking, seguidos de Japon, Corea del Sur y Alemania (como primer país europeo que aparece). España se encuentra en la posición 17 y la tendencia es ascendente.