+34 93 868 08 45 info@picvisa.com

Tecnología blockchain para la gestión sostenible de residuos

por | Sep 6, 2022 | Robótica y Deep Learning | 0 Comentarios

La sostenibilidad medioambiental necesita prácticas de gestión de residuos más sostenibles que las actuales. La trazabilidad de los residuos para ser reutilizados, reciclados o recuperados se incorpora ya en cualquier proyecto de vanguardia del sector, por competitividad y por eficiencia. El seguimiento de los datos es clave para cumplir con las leyes y políticas existentes, y también para incentivar normativas y políticas que prevengan y minimicen el vertido o la incineración de residuos. Esta trazabilidad de los residuos también puede permitir, por ejemplo, demostrar su cumplimiento cuando se requiera y de este modo evitar las correspondientes sanciones. Sin embargo, rastrear los residuos y monitorear a sus propietarios para generar estos datos es una tarea compleja que requiere de un exhaustivo análisis de los procesos, seguimiento y dominio del análisis de datos.

En el ámbito del reciclaje de residuos, esto se traduce en sensores, inteligencia artificial, blockchain y deep learning. En la era del big data, estas tecnologías son útiles para analizar de forma rápida y precisa los datos, como la trazabilidad de los residuos, y jugar a su favor en el proceso de transición a una economía circular.

La más popular aplicación del blockchain son las criptomonedas como Bitcoin, pero en su esencia, el blockchain es un sistema descentralizado de almacenaje de bloques de datos verificado por una red de nodos. Al no poderse alterar esta cadena de bloques, permite contratos inteligentes que automatizan transacciones sin intermediarios y pueden ser útiles en el sector de la gestión de residuos por varias razones: tiene la capacidad de ofrecer claridad en los derechos de propiedad de productos y residuos; apoya las políticas medioambientales al incentivar la gestión sostenible de los residuos; y mantiene el anonimato y la privacidad de instituciones y personas.

 

PICVISA, BLOCKCHAIN Y TRAZABILIDAD DE RESIDUO

En esta línea, PICVISA desarrolla soluciones tecnológicas basadas en la inteligencia artificial y en la visión artificial, como los separadores ópticos ECOSORT, ECOPICK, ECOPACK y ECOGLASS, que permiten clasificar y separar automáticamente varias tipologías de residuos, por composición, color o forma.

Un ejemplo del trabajo que hace PICVISA dentro de este ámbito de innovación, es el proyecto que ha desarrollado para la empresa de reciclaje Coleo Recycling: una máquina que separa automáticamente prendas textiles por su composición química y color, y que permite clasificar hasta 24 materiales textiles diferentes al mismo tiempo. Apoyando esta tarea, está la plataforma DATA+,  que permite visualizar datos que  almacenados con tecnología blockchain permiten lograr la trazabilidad de los residuos procesados. Gracias a esta solución tecnológica implementada por PICVISA, esta empresa gallega clasifica y trazabiliza anualmente unas 5.000 toneladas de residuos textiles. Este proyecto es un ejemplo más de la digitalización y automatización que debe ayudar a que España, un país ya muy comprometido con el reciclaje, se acerque al deseado 100% de residuos reciclados.

ECOSISTEMA INTERNACIONAL DE VANGUARDIA EN GESTIÓN DE RESIDUOS

Como hemos comentado antes, el blockchain tiene la capacidad de ofrecer claridad en los derechos de propiedad de productos y residuos; apoya las políticas medioambientales al incentivar la gestión sostenible de los residuos; y mantiene el anonimato y la privacidad de instituciones y personas. Tres ejemplos que evidencian el valor que la tecnología blockchain es capaz de aportar a los datos de la gestión de residuos en materia de trazabilidad y transparencia. Dos factores que también pueden potenciarse en las plantas de clasificación gracias a la inteligencia y la visión artificial, pero también a una mayor automatización de esas plantas para que estén cada vez más conectadas y se mejore su eficiencia.

En la gestión de residuos, las aplicaciones actuales de blockchain se centran principalmente en facilitar pagos o recompensas, y en el seguimiento de los residuos. En el primer caso, The Plastic Bank, por ejemplo, utiliza tokens digitales protegidos por blockchain, que pueden canjearse por bienes o por otras monedas, para incentivar la recogida de residuos plásticos en los países en desarrollo. En el segundo caso, se apuesta por la trazabilidad. Ecoembes, por ejemplo, impulsa en La Rioja la iniciativa SmartWaste, un proyecto que recopila datos a lo largo de la recogida y selección de residuos gracias a la incorporación de sensores en los camiones, de sistemas GPS y de la tecnología más avanzada en las plantas de selección.

Otro ejemplo de trazabilidad es el impulsado por la consultora Heura, especializada en Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP). Esta empresa impulsa un modelo, basado en tecnología blockchain, para garantizar la trazabilidad y optimización de la gestión de envases utilizados en los procesos agrícolas, potenciando la protección del medio ambiente y la generación de modelos eficientes de economía circular. Con esta solución, se controla un ciclo completo del tratamiento de los residuos de envases, desde cómo y dónde se generan, almacenan, procesan, recuperan e incluso se eliminan, quedando cada una de las fases registradas en la red blockchain.

Por último, la multinacional Nestlé impulsa un proyecto de rastreo de las cápsulas de café Dolce Gusto con la tecnología blockchain para impulsar el reciclaje. El rastreo se realiza cuando el consumidor las lleva a un punto de reciclaje de la marca. Para utilizar el sistema, los consumidores deben descargarse una app y, a través ella, realizar un seguimiento de la cantidad de cápsulas que deposita en el punto de reciclaje. De esta manera, se acumulan las cápsulas recogidas, que posteriormente se canjean por premios y descuentos en las tiendas Nestlé Market. Gracias a la tecnología blockchain, en este proyecto se conecta a los consumidores con la marca y se fomenta su implicación en el proceso de gestión de residuos.

Es por eso que en PICVISA estamos encantados de poder sumar nuestra tecnología de reciclaje en el proceso que la Conselleria de Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana, junto con Nestlé, está llevando a cabo para conseguir estar alineada con los objetivos europeos de economía circular.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificado por MonsterInsights