Pensando en ofrecer siempre el mejor servicio a nuestros clientes, en PICVISA disponemos de nuestra propia planta de pruebas, ubicada en Calaf (Barcelona). Se trata de un laboratorio de ensayos a escala industrial, de 800 m2, especializado en pruebas de producto para el reciclaje y la gestión de residuos.

Esta instalación no solo permite probar nuestros equipos cuando se encuentran en proceso de diseño y fabricación, sino que ofrece la posibilidad de ver en directo cómo funcionan nuestras máquinas con materiales propios de cliente, y valorar su comportamiento y rendimiento ante sus necesidades de separación y clasificación.

Se pueden realizar pruebas de reciclaje de residuos urbanos e industriales. Tales como residuos de plástico, envases ligeros, residuos de vidrio, de vehículos fuera de uso, papel y cartón, fracción resto de residuos urbanos incluyendo residuos orgánicos, residuos de compost y metanización. También permite realizar pruebas con residuos de construcción y demolición o escorias industriales y de incineración.

Todas las pruebas se realizan utilizando la tecnología más avanzada y en condiciones reales de funcionamiento. La planta de pruebas está completamente automatizada, e incorpora tecnología punta en visión artificial y sensórica con equipos propios. Además, cuenta con maquinaria de tratamiento mecánico y con separadores ópticos y magnéticos.

 

Servicio personalizado

Los profesionales de PICVISA siempre acompañan al cliente en el desarrollo, fabricación y puesta en marcha tanto de nuestros separadores ópticos como de nuestras soluciones de robótica inteligente.

Disponemos de un servicio de consultoría personalizado, cuyo objetivo es conocer con detalle las particularidades de los procesos productivos de los clientes, con el fin de valorar la viabilidad de un posible proyecto de mejora, desde el punto de vista no solo técnico sino también del retorno de la inversión (ROI).

Para poder garantizar un servicio a medida y de calidad, el Test Center de PICVISA resulta una pieza fundamental. Gracias a este espacio, empresas de distintos sectores (alimentación, farmacéutico, textil, plásticos, metales…), pueden probar in situ el funcionamiento de nuestras máquinas, y realizar pruebas con sus propios materiales, simulando el proceso que tienen en sus plantas industriales. De esta manera, el cliente puede valorar la capacidad de respuesta de los equipos ante sus necesidades concretas y proceder, si se considera, a los ajustes necesarios.

Cabe destacar que la capacidad de producción de esta instalación es equivalente a la de plantas existentes de tratamiento de residuos y de reciclaje, lo que facilita la validación técnica y económica de los resultados obtenidos.

 

Visita una unidad de ECOPICK en funcionamiento

Actualmente en el Test Center se encuentra instalada una unidad de nuestro robot ECOPICK, disponible para pruebas con nuevos materiales y aplicaciones. Este robot, que utiliza el potencial de la Inteligencia y la Visión Artificial, es capaz de reconocer y clasificar una gran variedad de objetos sobre una cinta transportadora, sustituyendo las tareas habituales de un triador manual. Su instalación en plantas dedicadas al reciclaje ayuda a mejorar la calidad del producto, a maximizar el rendimiento y a reducir el coste de mano de obra.

Hasta el momento, empresas de sectores muy diversos han comprobado las ventajas de introducir un robot inteligente en sus plantas industriales. Un caso de éxito es el de nuestro proyecto para la compañía española Biotran, que ha apostado por ECOPICK y la Inteligencia Artificial para optimizar la clasificación y separación de sus residuos farmacéuticos.

En el Test Center de PICVISA también se pueden hacer pruebas de producto con los clasificadores ópticos ECOPACK y ECOGLASS.

Para más información sobre nuestras soluciones robóticas contacta con los especialistas técnicos de PICVISA.