Los robots inteligentes incrementan la eficiencia en la clasificación y triaje de residuos valorizables; a través de un sistema de computer vision capturan información a través de sensores que captan imágenes que se analizan a tiempo real mediante algoritmos de deep learning capaces de entender el contexto y tomar decisiones, interpretando cambios en el contexto y adaptándose a ellos.

ECOPICK de PICVISA es un ejemplo de esta categoría de robots. Consiste en un brazo robótico completamente flexible que puede adaptar su sistema de agarre en función del tipo de objeto que recoge. A través de un sistema de Visión Artificial escanea los distintos productos (botellas PET, PEAD, tetrabrick, papel/cartón, etc.) para identificarlos entre el resto de los residuos y separarlos para que puedan reciclarse y valorizarse más tarde.
La Inteligencia Artificial brinda a este brazo robótico mayor eficiencia en su capacidad de selección e incrementa la recuperación de los residuos, ayudando a cumplir con las premisas de economía circular.

Si quieres saber más acerca de la colaboración entre Vow y PICVISA, puedes encontrar más información en la web de Vow y ETIA.